De la risa al llanto hay un paso, igual que de la alegría al miedo. Dos sentimientos tan contrarios que juntos hacen que podamos disfrutar con la adrenalina a flor de piel. Esta sesión incluye tanto historias de miedo como historias de risa, especialmente adaptadas al público joven. Saldrán con la lágrima de la risa y los pelos de punta.

Contrastes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Ficha Servicio

Necesidades técnicas:

Sillas para los asistentes. Escenario pequeño o espacio delimitado para la actuación. Equipo de sonido si se superan los 100 asistentes.

Profesionales