Contar cuentos es un objetivo a largo plazo. Si creamos el hábito y la rutina de tener un lugar y un tiempo para contar lo que le pasa a los demás a través de los cuentos, cuando los niños crezcan seguiremos contando. Esta vez serán sus propias historias las que llenen ese espacio y ese tiempo que hemos ido preparando a lo largo del crecimiento de nuestros hijos.

El cuento y las emociones. Cómo crear lazos afectivos y duraderos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Ficha Servicio

Necesidades técnicas:

Sala iluminada y ventilada con sillas para los asistentes.