Un cuento para jugar. He aquí que era un niño que corría y corría para que la gente no le cogiera su tesoro: las plumas de su ganso, un GANSO DE ORO!!! Según se va explicando el cuento se pide al público (pequeños y/o grandes) que colaboran para representarlo.

El ganso de oro

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Ficha Servicio

Necesidades técnicas:

Dos sillas, luz general y equipo de sonido.

Profesionales