Las pesadillas de Higini, una sorpresa bajo la cama, el asesinato de Eulàlia, la fijación por una mano y, para rematarlo, un gintònic acompañado de un conjunto de mariachis. Assumpta en las palabras y en Pau a la guitarra eléctrica presentan un espectáculo que une la voz con las notas y los acordes. El resultado es una fusión de melodías y palabras, la música y las historias se pelean y a la vez se envuelven, se pelean, se enfatizan, para llegar al público de una manera diferente y excepcional.

Con la colaboración de Pau Romero, guitarra.

La mujer que soñaba mariachis

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Ficha Servicio

Necesidades técnicas:

Enchufe y un lugar tranquilo.

Profesionales