Una combinación de leyendas, cuentos tradicionales e historias personales que moverán a la reflexión, al miedo y/o a la risa a lo largo de la sesión. Con cierta flexibilidad de repertorio para adaptar según las características de los asistentes. Todo para darnos cuenta de que, a los “mayores” también nos gustan los cuentos.

¿Quién dijo que los cuentos son para los niños?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Ficha Servicio

Necesidades técnicas:

Toma de corriente de 220v.

Profesionales