Mediante un ex-libris el propietario de una colección señala sus pertenencias aportándolos un toque de identidad. Puede ser desde una sencilla figura o símbolo hasta toda una síntesis biográfica de su poseedor. Diferentes son los métodos empleados, desde una anotación manuscrita hasta programas de ordenador. Diseña el tuyo, hazlo con materiales reciclados y empieza tu biblioteca.

Fabrica tu propio ex-libris

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Ficha Servicio

Necesidades técnicas:

Espacio con luz, mesas y sillas. Recomendable proximidad de agua para la limpieza de los asistentes y de los materiales.